CONSULTA
GRATUITA
INFORMACIÓN
 DISLALIAS
 R.S.L.   
 DISLEXIA
 HIPERACTIVIDAD
 OTROS TRASTORNOS
GABINETE
 SERVICIOS
 INFO PADRES
 PROTOCOLO
 CONSULTA GRATIS
 ¿DÓNDE ESTAMOS?
Portada - RSL - Características
IMPRIMIR ESTA SECCIÓN HACER UNA CONSULTA
<<< Anterior. RSLComponentes del lenguaje. Siguiente >>>

RSL ( Retraso Simple del Lenguaje )

Características diferenciales con otras patologías

Hay que excluir una patología orgánica general, un déficit importante del oído, un handicap motor manifiesto, así como trastornos mayores de la personalidad.

Descartar la posibilidad de una deficiencia intelectual, o un tipo de mutismo, afasias infantiles y autismo (en el que el lenguaje está alterado, no retrasado y además, presenta problemas en otras áreas y conductas).

Hay que diferenciar entre retraso del habla y retraso del lenguaje. En el primero sólo está afectado el nivel fonológico, mientras que en el retraso del lenguaje están todos los códigos afectados.

En la disfasia destaca la gran lentitud de la evolución y la respuesta lenta a la intervención pedagógica. En el retraso del lenguaje, tienen una recuperación más acelerada y una respuesta positiva a la intervención y se encuentra menos afectada la comprensión.

Retraso simple del habla; niños que presentan un desfase significativo en la aparición (comienzo tardío) y en el desarrollo de la expresión (evolución lenta) que no puede ser explicado por un retraso mental, que tampoco se debe a un trastorno generalizado del desarrollo, ni a un déficit auditivo, o trastornos neurológicos.

Son capaces de pronunciar sonidos aislados y grupos de sonidos, pero a la hora de su ordenación y diferenciación dentro de las palabras presentan dificultades. Luego no son trastornos tanto de la articulación fonética, como de estructuración fonológica, que está atrasada para su edad cronológica. La comprensión es prácticamente normal para su edad y la actividad no lingüística se encuentra también dentro de la normalidad.

Mutismo; inibición del habla en una, varias o muchas situaciones sociales. Incluyendo la escuela, a pesar de tener capacidad para hablar y comprender el lenguaje. Algunos pueden comunicarse mediante gestos, con afirmaciones o negaciones con movimientos de cabeza o, en algunas ocasiones, utilizando monosílabos o expresiones cortas. Lo más frecuente es que el niño no hable en la escuela, aunque sí en casa y que se niegue a hablar con adultos desconocidos.

El mutismo más grave es la inhibición del habla en todas las situaciones. Pueden poseer habilidades normales para el lenguaje oral, aunque también pueden sufrir un retraso en el desarrollo del lenguaje y/o trastornos en la articulación y la fluidez (dislalias/tartamudez). El rechazo a hablar no es, sin embargo, debido a un déficit grave del lenguaje o a otro trastorno mental. Podría hablar, aunque fuera mal, pero no lo hace.

La edad de comienzo suele ser antes de los cinco años, pero llaman la atención al ingresar en la escuela. En algunos casos, la alteración dura sólo varios meses, aunque puede perdurar varios años si no se inicia tratamiento psicológico. Puede haber un deterioro grave del funcionamiento social y escolar.

<<< Anterior. RSLComponentes del lenguaje. Siguiente >>>

info@centro-ide.com
WEB POSICIONADA POR WWW.EMAGANET.COM©  Copyright 2007 EMAGANET CONSULTORIA SL